jueves, 8 de julio de 2010

Tenembaum, Tenembaum…

Hace algunos días, Ernesto Tenembaum, en el programa televisivo “Café las palabras” inquirió a sus anfitriones, más o menos, con estas palabras:

“Los medios no tienen la capacidad de influenciar a la gente, si tan así fuera, la población hubiese salido a la calle para frenar la ley de medios ya que desde los medios privados se fogoneaba en contra de la misma”

Tenés razón, Ernesto…

Un interesante descubrimiento, el tuyo, digno de una lumbrera:

¡Qué se dejen de joder con esos profetas de las teorías conspirativas!
Focault, Ramonet, Althusser, Gramsci, y tantos otros zurdos remilgados y afrancesados... ¿Por qué no se habrán dedicado a algo más útil en lugar de haber perdido el tiempo teorizando sobre tonterías sin sentido?

¿Capacidad performativa de la realidad que ostentan los discursos?
¿Censura democrática?
¿Sobredeterminación superestructural sobre la estructura?
¿Poder hegemónico?

¡¡¡Buuuu!!!

¡Patrañas pergeñadas por bolches improductivos y resentidos que no se cansan de buscar infructuosamente el pelo al huevo!


Eso si... Habría que comunicarle tu refulgente descubrimiento a los empresarios para que no gasten más dinero al cuete: Está clarísimo que si las publicidades influenciaran tanto a la gente, oleadas humanas saldrían a la calle a tropel a comprar un producto toda vez que la pantalla, la voz radial, y los soportes gráficos lo ofrecen y, como todos sabemos, eso no sucede...

6 comentarios:

Unfor dijo...

Sí, ese es el momento del programa en que me cagué de risa.
El otro fue cuando le pusieron la representación artística y le mandaron toda la ironía a la cara sin anestesia.
No se les habrá ido la mano?
Pero bueno, al multimedio se le va la mano todo el tiempo y el parece estar cómodo allí.

Cosmocosme dijo...

No lo ví entero, Unfor, es más, lo enganché justo cuando Tenembaum dijo su "descubrimiento", al final.
Por lo que decís parece que me perdí de algo bastante jocoso.
Trataré de enganchar una repetición o esperaré a que algún epíritu caritativo lo suba a youtube.

Hablando de Tenembaum: Hay cosas que no entiendo. Tengo un libro de las Abuelas que adquirí en el stand que tenían en el Bicentenario y ¿A que no sabés?
Uno de los autores es Tenembaum...
¿Qué pasará por su cabeza?
Se me hace que este muchacho debe estar pasándola peor que Anakin Skywalker antes de convertirse en Darth Vader...

Salute!

Unfor dijo...

Vamos a ver si suben el video. Fue fuerte, pero el tipo se la bancó; ja, ja.

Unfor dijo...

Acá lo subieron, Cosme:

http://www.youtube.com/watch?v=25xEApG6YyU

Antonio dijo...

Te juro Cosmo que no estoy emparentado con Ernesto!

Era mejor su programa político por la tarde con Zloto, que su programa de 13 a 17.
El otro día sin embargo reconoció que el gobierno era muy valiente por su posición a favor del matrimonio del mismo sexo.
Y de estar tibiamente a favor, después de conocer la última "iluminación" de Bergoglio con su Guerra de Dios, se ha volcado totalmente a favor del matrimonio del mismo sexo.

Cosmocosme dijo...

Unfor: Si, ya lo ví. Ayer descubrí el blog de "Café las palabras". Ahí están todos los programas.
Me cagué de risa...

Antonio: Y... Zloto es otra cosa... Tiene otra formación. Y... Ernesto era otra cosa...
La verdad, no sé que le pasa a este muchacho. Incluso, como dijeron en el programa: Una cosa es el Tenembaum de "Revista 23" y otra muy diferente el del Grupo Clarín.

Esa es una de las cosas que me gusta (pese a no haberlos votado nunca) de este gobierno: Dejó en evidencia cierto gorilismo en personas que uno ni se imaginaba, desenmascaró el discurso de la derecha más funesta y fundamentalista (tan funesta que llaman a "guerras santas"...), y también -con tristeza lo digo- dejó también en evidencia a cierta izquierda muy mezquina: Tan mezquina que prefiere cerrar filas junto a la derecha en lugar de hacer causa común apoyando las línea general de un gobierno que, si bien no es un dechado de virtudes, ha tocado ciertos resortes que hablan de una tendencia (por más tibia que sea) hacia la redistribución, la igualdad y la revalorización de nuestra cultura (latinoamericana).
Eso, ya es mucho en un país cuyos próceres (no todos pero...) lo moldearon a imagen y semejanza de Europa...

Saludos.