jueves, 1 de marzo de 2012

Cierre de boliche, hasta nuevo aviso.






Bueno...
Había escrito un post consignando punto por punto las cuestiones por las cuales he decidido tomar (una vez más), distancia prudencial de la blogósfera (a la cual nunca terminé de volver definitivamente; mi raleado blog es plena prueba de ello) en su conjunto.

Pero mejor va a ser, creo, dejarlo así...

No tiene sentido crear enemistades nuevas, a esta altura. Y mucho menos enemistades que alguna vez fueron amistades.
Solamente diré que, una vez más, no es la -a esta altura, apagadísima, dolida, resentida, y desorientada, aunque no por ello menos peligrosa- derecha la que me ha hecho tomar esta decisión.
No.
Y lo digo con cierto dolor pero, como expresé en otro blog, no con menos orgullo.
En realidad, ya estoy acostumbrado; Ya he pasado por esto antes. Actores diferentes, situaciones parecidas...
Cada quien sabe de lo que hablo (estoy más que seguro de ello) y a cada quien le corresponderá ponerse el sayo, si es que se sincera consigo mismo, claro está (la cosa es más que evidente).
Sumado a esto, es de justicia destacar que de un tiempo a esta parte, vengo percibiendo cierto clima enrarecido que a esta altura me resulta infumable. En síntesis y en líneas generales, por supuesto: No me gusta lo que está pasando en la blogósfera y menos me gustan ciertas actitudes que vengo percibiendo.

En fin... No dejé a un lado mi post original por pecar de demasiado puntual y pormenorizado, para ponerme a escribir un rosario de detalles en este...

¿Fecha de retorno?

Ni idea.

Hoy siento esto. Y este sentimiento es fruto de una acumulación que data desde el mismo momento en que pisé Blogger, acopio que fue in crescendo conforme pasaron los meses (¿años?).
A quien le interese...
¡Hasta otro momento!




17 comentarios:

Daniel dijo...

Yo tengo claras tus razones. Hace una semana estuve a punto de hacer lo mismo.
Pero espero que vuelvas porque las cosas siempre fueron y serán así.
Uno se posiciona, trabaja con sus propias contradicciones, decide aportar desde adentro y luego surgen respuestas de las más variadas, entre las que uno pasa en un momento a sorprenderse y de seguir ahondando, puede mortificarse. Pero hay que comprender que le puede pasar lo mismo a quien compartía posiciones y ahora no entiende donde uno se para.
Desde ya te digo que nadie logra una alianza de entendimiento ni menos de química con todos los que se supone están en el mismo arco de posicionamiento ideológico-estratégico.
Si lo vas a mirar por ahí, olvidate.
Muy lejos de eso.
En este último tiempo me he encontrado con unos cuantos blogers, compañeros de ruta en esto que hacemos. Y muchos me han contado de los desaires, a veces violentos que han sufrido de quienes se suponen sus pares. De quienes piensan y sienten en la misma dirección.
En todo caso, cuando militaba, ésto pasaba todo el tiempo. Y fijate, en un ámbito que se supone tan clarificante sobre todo de lo que atañe a las emociones como el Humanismo. Todo el tiempo.
Al margen, esta corrida de la cosa estoy seguro te hará bien.
Cuando decidas volver -cosa que descuento- aquí estaremos.
Un gran abrazo.

Cosmocosme dijo...

Gracias, Daniel, te mando un abrazo.

Anónimo dijo...

El problema es que vos sos un buen pibe, flaco. Y los esfuerzos que hacés para defender lo que vos crees que es lo mejor para la sociedad y el ser humano. Mientras el debate fue sobre el comunismo, sobre las x y las y, sobre la sociobiología, está todo bien. Pero supongo que te darás cuenta que cuando uno deja de ser un ciudadano para convertirse en un soldado, no vale la pena. Y menos cuando uno se vuelve soldado de falsos generales, que no irían con vos al frente jamás.
Espero tengas suerte. Sos valioso.

Rodrigo Herrero dijo...

Una pena che, ojalá puedas volver pronto.

Off topic: me gustó tu discusión, al punto que la rescaté y la puse en el blog (sin importar que el post me haya quedado kilométrico):
http://www.dialogandodemiconmigo.blogspot.com.ar/2012/03/el-neoliberalismo-y-la-falacia-de.html

Anónimo dijo...

Nobleza obliga, cosmo.
JB

Alberto P. dijo...

Rodrigo, si tu blog es en joda y solo buscás reirte de Cosmocosme y compañía, te felicito. En caso contrario, por favor aclaralo escribiendo el siguiente código: Z5DIR53X. Abrazo.

Cosmocosme dijo...

Sinceramente, Alberto P, me das mucha, pero mucha lástima. Y no estoy siendo irónico. Literalmente, me das mucha pena ¿qué pudo haberle sucedido a una persona para terminar enfermizamente obsesionada con un bloguero que no es, dentro de la blogósfera, más que uno más de una larga lista, un 4 de copas, si se quiere?
Digo; tu obsesión se comprendería (aunque no se justificaría) un poco más si hubiese tomado como blanco permanente de ataque blogs más populares. Mirá que tenés un montón como para sublimar los síntomas de tus patologías ahí.
En fin.
Por si no quedó claro, me das muchísima lástima. Siento mucha compasión por vos.

Alberto P. dijo...

Cosmo, gracias por publicar mi comentario, pero llegó un poco tarde. Rodrigo ya me respondió en el otro blog. Abrazo.

Cosmocosme dijo...

Lo más llamativo:

Supongamos que "Cosmocosme" y su blog sean representaciones, desde el punto de vista cualitativo, dignas de mofas y burlas.

Aún así este blog no deja de ser, desde el punto de vista cuantitativo, un espacio muy poco frecuentado y su administrador (desde este punto de vista) no deja de ser un 4 de copas. O sea, uno más.

¿Por qué entonces, ensañarse con "Cosmocosme"?

No cierra.

-Cuantitativamente, ya sabemos: Un 4 de copas.

-Cualitativamente, quien se ensaña nos revela que "Cosmocosme" es un ser digno de burlas y mofas: O sea, otro 4 de copas.

¿Por qué, entoces, la saña?
¿Por qué la obsesión?

Cuando hablo de "saña", me refiero a tomarse el laburo de dedicarme desde el 2008 a la fecha, nada menos que la friolera de unas 4.000 carillas tamaño A4, de armar un blog (con esto sólo estaríamos, creo, autorizados a hablar de cierta "saña obsesiva") trucho para plagiarme la identidad tomándose también el laburo de postear comentarios disfrazado de "Cosmocosme" en diferentes blogs e, incluso, tomarse la dedicación de imitar (para lo cual es necesario primero leer detalladamente y tomar nota, como mínimo) el estilo de "Cosmocosme" (giros idiomáticos, ciertas palabras que suelo utilizar, etc) con el fin de buscar un efecto lo más verosímil posible.

Acá hay algo que no cierra: Obsesionarse con quien que se supone un 4 de copas no habla demasiado bien de este obsesivo:

-O estamos en presencia de un enfermo digno de lástima.
-O estamos en presencia de un mal tipo, un sorete que se ensaña con quien supone más débil.
-O este blog, al menos desde el punto de vista cualitativo, en el fondo, lejos de aparecérsele a este ser como un espacio digno de burla, le ha tocado alguna fibra interna que lo ha llevado obsesionarse tal y como ya he detallado.
-O una mezcla de algunas de estas posibilidades.
-O, vaya uno a saber...

Alberto P. dijo...

Estimado Cosmocosme,

Toca Ud. varios puntos interesantes. Me vengo a enterar que le habían plageado un blog en Clarín, lo cual desconocía. No puedo dejar de preguntarme que hacía teniendo un blog en semejante corporación mediática que, le informo, apoyó abiertamente a la dictadura militar.

Su razonamiento es, por otro lado, impecable, salvo por el hecho de considerarse un cuatro de copas. Quien lo plagea me parece una mezcla de tipo 1 y 2: un enfermo digno de lástima que a la vez es un "sorete" que se ensaña con el más débil.

Cosmocosme dijo...

A confesión de parte...
PD: Es "un sorete que se ensaña con QUIEN SUPONE más débil" y no "un "sorete que se ensaña con el más débil."
No es lo mismo, Bourne. Leé bien please.

Progresista Latinoamericano dijo...

Hola Cosmocosme. Hacía bastante que no entraba a tu blog. Cada tanto chequeaba si habías escrito algún nuevo artículo, pero al ver "Cierre de boliche..." me iba. No se me había ocurrido antes entrar al post para ver los comentarios. Ahora veo que dejaste de escribir artículos pero seguís activo con los comentarios, en tu eterna lucha con Alberto P.
Bueno, espero que esto sea el principio del retorno y que pronto estés escribiendo artículos de nuevo. Respecto a lo que decís que sos un 4 de copas en el mundo de los blogs, no estoy de acuerdo, creo que ni siquiera formas parte del mazo.
Bueno Cosmo, un abrazo.

Cosmocosme dijo...

Avisale a tu alter ego que ni siquiera formo parte del mazo. Parece que todavía no se dio (¿diste?) cuenta.

Cosmocosme dijo...

¿Qué pasó, Bourne? ¿no te dan bola en otros lados y venís a escribir a un blog que ya casi no funciona?
La lástima, el sentimiento más predominante que tengo cada vez que compruebo tu obsesión, se ha incrementado notablemente al enterarme que la misma se ha posado sobre quien entendés ni siquiera forma parte del mazo, cualitativamente hablando.

Te mando una compasiva palmada en la espalda (literalmente: lamentablemente, no hay una sola pizca de ironía en este último fragmento)

Cosmocosme dijo...

Bueno, don troll: Te aviso que dejé en pié tus comentarios con el objeto de que quede alguna evidencia de tu enfermiza obsesión.
A partir de ahora, como corresponde hacer con los comentarios de los trolls, no se publicarán en este blog ninguna de tus grotescas misivas.
Incluso, como ya habrás comprobado, ni siquiera intervendré en otros blogs amigos en los cuales pretendas tirarme mierda, sea haciéndote pasar por mí, sea bajo en nombre de "Progresista Latinoamericano" o algún otro alias.

Confío en la sabiduría de mis co-blogueros para dar cuenta de quien es quien.

A ellos, simplemente les aviso: Alberto P = Cosmocosme trucho = Daniel trucho = Unfor Trucho = jason Bourne = Juan 747, entre otros.
Y "Progresista Latinoamericano" es la misma persona, nada más que con otra cuenta.

PD: Como comprobarás, hace tiempo que se dieron cuenta (http://elaguantepopulista.blogspot.com.ar/2011/06/pedido-del-publico.html) de tu "hazaña", realmente no sé por qué seguís insistiendo. O... creo que sí puedo llegar a sospechar, al menos, una de las razones: El alimento. La interacción es tu alimento. Necesitás que te respondan, que interaccionen con vos.
Por eso mismo, acá no posteás más. No quiero ser responsable de agudizar tu patología.

Anónimo dijo...

Comse, ya sé que tu blog no funciona a pedido, pero te puedo pedir una opinion sobre YPF? Con todo lo que se dice de un lado y del otro es difícil saber quien tiene razón.
Abrazo.

Gabriel

Cosmocosme dijo...

Supongo que estará clara mi postura, teniendo presente la veta ideológica que se desprende de todos mis posts. De todos modos, si querés mas detalles escribime a cmcosme@hotmail.com y te respondo gustoso.